Lessig o una lección en gestión del cambio

Estoy fascinada por el ejemplo DE MANUAL que está dando Lawrence Lessig para gestionar un gran cambio en una organización. En su caso la organización es USA, y el cambio es una modificación radical en el sistema democrático, eliminando la influencia del dinero en la elección de representantes. Al lado de esto, venid a contarme que introducir scrum en una PYME es complicado.

Lessig es un profesor de Derecho y Liderazgo en Harvard indignado con la forma en la que el dinero corrompe el sistema político en su país – autor por ejemplo del libro Republic, Lost: How Money Corrupts Congress – and a Plan to Stop It. La diferencia con el 90% de sus compatriotas que comparten su indignación es que ha decidido hacer algo al respecto. Tiene un plan.

Lessig

Crear sensación de urgencia: según Kotter, el paso número uno para provocar el cambio. Lessig lo hace magníficamente en esta charla TED, que es además un ejemplo de comunicación perfectamente diseñada y ejecutada:

Pero no se queda aquí. En “Switch” nos enseñaron que hay que motivar al elefante, dirigir al jinete y marcar el camino, y eso es exactamente lo que Lessig hace (vale la pena leer el libro si no lo conoces). Conecta con las emociones, establece pequeños pasos para no asustar con la enormidad de la tarea, utiliza las tecnologías para contagiar el cambio, visualiza el destino y por qué vale la pena… Lo hace todo bien.

Éste es su plan cuidadosamente diseñado para reconducir la política americana, con fechas claras, hitos concretos y experimentos para aprender qué funciona y qué no funciona:

1.- Primer experimento: del 1 al 31 de mayo pretendía recaudar 1 millón de dólares de pequeñas contribuciones anónimas, lanzando su web MayOne. Si este experimento fallara, significaría que los ciudadanos no están interesados en su visión y la iniciativa se cancela. Lo consiguió el 13 de mayo, en menos de la mitad del tiempo previsto.

2.- Segundo experimento: aumentar el ruido y conseguir 5 millones de dólares más antes del 30 de junio. Si lo consigue, un gran donante doblará esa cantidad y con los $12M totales recaudados contratarán los mejores expertos en campañas para ganar en cinco elecciones de congresistas este año, y colocar esta reforma fundamental en el centro del debate.

3.- Tercer experimento: utilizarán cinco enfoques diferentes en cada una de estas cinco elecciones para aprender cuáles dan mejores resultados de cara a las elecciones generales del 2016.

El objetivo final es aprender por el camino y recaudar suficiente dinero, empezando por ciudadanos anónimos y terminando en los grandes donantes, para ganar las elecciones en el 2016 y colocar un presidente transitorio cuyo único objetivo sea la reforma fundamental de la financiación política. Una vez conseguido, se retirará y dejará que continúe la política habitual según explica Lessig en esta entrevista - él lo llama un “bankruptcy judge”, alguien que resuelve transitoriamente una crisis y después devuelve la empresa a los gestores. Lucha con sus mismas armas: quiere combatir las PACpolitical action committee, grupos de presión que recaudan dinero para apoyar candidaturas, con una SuperPAC #ironymodeon

Trabajan con analistas y expertos políticos para calcular la cifra exacta que sería necesaria (todo es cuestión de dinero, claro), pero creen que es posible y aún más dada la respuesta masiva al primer experimento. En esta segunda charla explica el enfoque de su plan, para los que queráis conocer más detalles:

Independientemente de que lo consiga o no, hay unas cuantas lecciones interesantes en esta historia. De momento ha inundado twitter de fotos como ésta, donantes que creen que un cambio tan complicado como éste es posible. ¿Dejamos de quejarnos nosotros de lo difícil que es el cambio en nuestros equipos?

IAmtheMayDayPAC

Posted in actitud, Cambiar el mundo, Gestión del cambio, Liderazgo | Tagged , , , , | 8 Comments

Conciliación

Dilema. El sábado quería asistir a un taller, pero no tenía con quién dejar a Martina. Solución: inscribirla en el taller conmigo, algo aprendería. Por su parte entusiasmada con la idea, como de costumbre.

El taller en cuestión era el “Communicate or Die” que organizaban @quesitosgiver y @luisrabanaque; para ser sincera el contenido me daba igual, iría a cualquier cosa que montaran estos dos (y tú también deberías). Atentos al próximo.

Communicate or Die

La experiencia fue interesante. Martina a ratos se aburría y se ponía a pintar o a jugar con el móvil, pero en las dinámicas y ejercicios estaba enganchadísima. Ojalá hubiera habido más niños. Me gustó ver que no tiene ningún problema en llevarle la contraria a una sala entera de adultos desconocidos si no está de acuerdo. Quiero pensar que acompañarme a estos temas, o a los ensayos del TEDxZaragoza, o a las reuniones de AgileAragón le enseña algo, aunque sólo sea que aprender no termina con el colegio.

Picnic de La Jamonería en el taller

La semana pasada comencé clases de teatro, básicamente porque me genera una incomodidad tremenda y por tanto es interesante. Martina protestó en su día porque las clases para niños son en otro horario, y no entendía por qué no puede haber clases mixtas para niños y adultos. Supongo que tiene razón, en muchos casos es una separación artificial más que nos hemos inventado. Recuerdo el año pasado en el Stoos de Amsterdam cómo uno de los participantes se llevó a su hijo de 16 años, y participaba activamente en todas las discusiones como uno más. Respect.

Hagámoslo más.

 

Posted in Cambiar el mundo, niños, Personal, Talleres, Zaragoza | Tagged , , , | 1 Comment

Basura

Tengo la casa atiborrada de trastos inútiles, los armarios llenos de cosas viejas que jamás uso. Mi plan es sencillo: voy a tirar al menos una cosa al día hasta fin de año (o regalar si aún pueden utilizarse, claro). Es liberador.

Al principio es fácil. Llevo un par de bolsas llenas de papeles viejos – desde nóminas de hace tres empresas hasta contratos de alquiler del 2004 -, ropa y zapatos, cables inútiles. Ahora tengo muchísimo margen de maniobra en todos los cuartos; será dentro de unas semanas cuando se ponga interesante, cuando ya no sea tan obvio qué tirar.

Mi basura de hoy
Mi basura de hoy

Por supuesto este ataque de minimalismo se debe a que resulta mucho más fácil atacar el mundo físico que el mental; estoy haciendo en mi casa lo que necesitaría hacer por dentro.  He vuelto de vacaciones con sensación de saturación y “clutter” mental: demasiadas cosas abiertas, desenfoque, mucha amplitud y poca profundidad. Así que voy a liberar espacio psicológico y eliminar los eventos que no me entusiasman, los libros que no me sorprenden y el ruido general que siento alrededor. Voy a correr mejor.

 

 

 

 

Posted in Felicidad, Personal | Tagged , , , , | 4 Comments

Es un juego

Pensando en una tontería que me ha ocurrido esta mañana.

Escenario: Carrera contra el Hambre en el cole de mi hija. Los niños dan vueltas corriendo a un circuito en un parque cercano, y por cada vuelta la familia dona 1€ a una ONG. Cada niño corre con una tarjetita con 20 casillas, y al pasar por meta una voluntaria marca una nueva casilla para contar el número de vueltas que cada niño es capaz de terminar en 20 minutos. Hasta aquí bien.

Tarjetita
Tarjetita

Me toca estar a mí marcando casillas en las últimas vueltas. Al terminar el tiempo previsto se me acerca una madre abrazadísima a su niño, con 16 casillas marcadas. Muchos de sus compañeros habían terminado las 20 vueltas previstas. La madre al verme con el rotulador: “Márcale más, anda, márcale todas las casillas”. Yo flipo un poco y con bastante vergüenza me niego.

La madre insiste: “Anda, que no te cuesta nada, ¿por qué no??”. Me vuelvo hacia el niño que parecía más sensato: “Porque… sería hacer trampa, ¿no?”. La madre sigue insistiendo tres y cuatro veces: “¡Pero qué más da, márcale todo, si es un juego!”. Incómoda con la situación termino marcando las 20 casillas y alejándome de allí. Todas las buenas respuestas se me ocurren entonces, claro.

Supongo que la mujer no se sorprenderá más tarde cuando su hijo le falsifique las notas, defraude en Hacienda o coloque a dedo a sus parientes. Si es un juego.

Curioso la cantidad de cosas de las que tenemos la culpa los padres.

Posted in actitud, Cambiar el mundo, niños, Personal, Zaragoza | Tagged , , , | 2 Comments

El fin del agilismo

Crossblogging: escribe un tuit con un título, el nombre de un amigo y el hashtag #crossblogging; el amigo mencionado tiene que escribir un post con ese título.

Y así, @joserra_diaz me lanza el guante de escribir sobre “El fin del agilismo”. Lo primero que me vino a la mente al ver su tuit fue esos libros de cuando éramos pequeños de “Escribe tu propia aventura”, en los que podías escoger cómo avanzaba la historia o cómo terminaba.

Elige tu propia aventura

Así que a elegir:

Fin número 1

Agile” está de moda, tan de moda que todo el mundo se ve obligado a decir que es ágil y desarrolla con scrum para poder continuar en el mercado. Como me dijo un alumno “nosotros probamos a hacer scrum pero no funcionó… En realidad no teníamos scrum masters ni retrospectivas… ni sprints”. Cuando el 100% de las empresas proclama su agilismo y sigue haciendo las cosas exactamente igual, el término pierde su sentido. Todo es ágil, nada es ágil. The End.

Fin número 2

Efecto péndulo: después de una discreta explosión durante los años 2000, el mundo decide que el agilismo fue una buzzword pasajera y sobre-reacciona volviendo a la gestión clásica. Las empresas compiten por conseguir CMMi nivel 9, convenientemente certificado, y miles de scrum masters se reconvierten a Program Managers si quieren seguir pagando la hipoteca. En el 2018 nadie recuerda qué era un punto de historia. The End.

Fin número 3

Cuesta tiempo. No siempre funciona. Algunos equipos no son capaces, fallan y reintentan. Y sin embargo el agilismo se extiende. Las empresas no ágiles se quedan sin empleados que quieran trabajar allí (¿no sois ágiles? No me interesa el trabajo) y sin clientes que quieran contratarles (¿cómo que me envías un Gantt? ¿Qué es un Gantt?), y se extinguen poco a poco. La selección natural es lenta, dura y no siempre agradable. The End.

Fin número 4

No preguntéis cómo ni por qué: de repente, todos los maestros de primaria empiezan a aplicar los principios de Agile Schools, y transforman la mentalidad de una generación entera de niños. Al alcanzar la edad laboral, ponen patas arriba el mundo del trabajo y lo reinventan completamente. La palabra agilismo pierde su sentido, porque es simplemente la forma natural de hacer las cosas. The End.

Fin número 5

Escribe tu propia aventura.

Posted in Agile, Cambiar el mundo | Tagged , , | 3 Comments