3,65€

Mi hija tiene una paga semanal de 3€, que suele reclamar los sábados. Ayer se me ocurrió una brillante idea: llevaba un montón de monedas sueltas en el bolsillo, y le ofrecí dos posibilidades: “¿Qué quieres, los 3€ estándar, o lo que llevo en el bolsillo, sea lo que sea…?” Error, ahora lo sé.

Le generé una desazón tremenda, y después de media hora de especular decidió ir a por lo seguro: quiero la paga. ¿Seguro? Seguro. Entonces saqué las monedas del bolsillo y había 3,65€.

Pilló un cabreo tremendo, con lloros incluidos. Evidentemente no era por los 65 céntimos que había perdido, sino por la rabia de haber tenido en su mano hacer una elección mejor y haberse equivocado. En realidad no estaba peor que otras semanas, seguía teniendo sus 3€ de siempre. Pero…

Me ha hecho pensar que la sensibilidad al arrepentimiento es un rasgo muy importante de la personalidad. Hay gente que se lamenta eternamente por las oportunidades perdidas, y se imagina multitud de vidas mejores que pudo haber tenido y no están. Yo no; me arrepiento de muy pocas cosas, y no les concedo ninguna importancia. Me fijo mucho más en los 3€ que tengo que en los 0,65€ que pierdo. Espero ser capaz de contagiar a mi hija, porque si no le espera una vida bastante más complicada.

This entry was posted in Felicidad, Personal, Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink.

9 Responses to 3,65€

  1. Nacho says:

    Qué razón tienes! Me ha parecido genial el blog.

    Un saludo,

    Nacho

  2. Dani Latorre says:

    La verdad es que no sé si estoy de acuerdo o no XD

    Yo me arrepiento de muchas cosas que he hago y de decisiones incorrectas que tomo (más de las que no, claro). Pero trato de aceptar, relativizar mis errores y, en la medida de lo posible, corregirlos.

    • Teresa says:

      Mmm, yo también cambiaría cosas si pudiera volver atrás; por ejemplo nunca se me ocurriría estudiar Económicas… Pero gracias a eso tuve un Erasmus estupendo en Holanda, y me quedo con eso. Y así.

  3. Jorge says:

    Interesante que optara por lo seguro, y será interesante ver qué hace si en el futuro a su madre le da por repetir la experiencia :)

    Creo que es en “el hombre anumérico” donde se explica que estadísticamente solemos tender a pensar que el azar nos va a favorecer, y que somos muy malos evaluando resultados previos (solemos obviar las pérdidas)

    • Teresa says:

      No se me va a ocurrir repetir, pobrecica.
      Si te gustan esas cosas te recomiendo “Thinking, fast and slow”, de Daniel Kahneman, sobre cómo decidimos y cómo nos suele engañar nuestro cerebro. Muy entretenido.

  4. Felipe says:

    A ver qué hace el próximo sábado…

  5. Vanessa says:

    Felicidades por el post :)

    Yo creo que en cada momento tomamos la mejor decisión que podemos tomar y ésta siempre está influenciada por varios aspectos de nuestro entorno. Evidentemente que si tu hija hubiera sabido que ganaría 0,65€ más, habría tomado otra decisión pero con la información que tenía, se aseguraba no perder :)

  6. Paz says:

    Dicen los expertos en toma de decisiones que, lo importante no es acertar con la decisión, sino tomar la decisión correcta.
    Creo que tu hija se siente frustrada porque piensa que ha cometido un error por no elegir la “mejor” opción, pero yo en su misma situación me sentiría contenta. Contenta por haber tomado una decisión coherente con la información de la que disponía y mi forma de ser.
    Si te parece, dale la enhorabuena de mi parte.
    Un abrazo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>