El puré

Anécdota aparentemente trivial que me contaron hace poco. La señora de la limpieza de una empresa zaragozana se entera de que una de las chicas se está separando. Durante una temporada, por las mañanas le lleva puré hecho por ella misma para su hijo.

Es decir, esa mujer llegaba a su casa después de limpiar y se ponía a cocinar para una semidesconocida, pasaba el puré, lo metía en un tupper y se lo llevaba al día siguiente para que su hijo comiera algo casero en una época sin duda difícil.

Estoy tratando de recordar cuándo he hecho yo algo remotamente parecido y no se me ocurre. Estoy jodida.

Eso es un linchpin y no las historias de Seth Godin.

 

This entry was posted in actitud, Personal, Zaragoza and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>