Un Open más open

Es el cuarto AOS en el que participo, y el segundo en el que echo una mano en la organización. Vaya por delante que me lo he pasado MUY bien, como siempre; pero recuerdo mi primer AOS como una experiencia brutal, con una cantidad de ideas nuevas que procesar que me duraron semanas. Ya no es así, y eso que siento que tengo aún más que aprender que entonces; he estado dándole una vuelta a por qué puede haber sido.

Creo que en este AOS nos hemos quedado en una peligrosa tierra de nadie: para la gente nueva las charlas no eran de iniciación total, por lo que probablemente se habrán perdido un poco; y para los de más experiencia no se profundizaba, por lo que el aprendizaje no habrá sido grande. Me parece extraordinariamente difícil tener una conversación interesante entre 80 personas, la verdad. Leí un artículo, cuya referencia no encuentro, que proponía ir a las conferencias con una especie de “Learning Backlog” personal, un listado de cosas que quieras aprender, y que persigas conseguirlo por cualquier medio. Ya hace tiempo que para mí eso no es lo importante de los AOS, sino que son un punto de encuentro con amigos y toma de contacto con sus vidas. Las mejores conversaciones han sido fuera de los tracks oficiales… y eso es precisamente lo que el formato Open Space trataba de combatir, ¿no? Si es así, quizá es que necesitemos otro foro donde potenciar la americanada ésta del learning backlog. Me resulta demasiado encorsetado el formato Open Space, demasiado “upfront planning”; por ejemplo, la charla de Inceptions por mí la hubiera continuado una hora más, pero se solapaba con la del Teatro que no quería perderme, así que se interrumpió prematuramente y no hubo ocasión de continuar (miento, la he continuado esta tarde tomando una caña con @CarlosTheSailor, y para mí ha sido más enriquecedor el poder compartir experiencias en petit comité). ¿Qué aspecto tendría entonces un Open más open…? Ni idea. Quizá valga la pena explorarlo.

Ojo, en absoluto quiero dar una impresión demasiado negativa. Ha sido el primer AOS con bebés dormidos, por ejemplo, o con mayor participación de psicólogos y gente de otros mundos, y me llevo algunos momentos imborrables y muchos enfoques interesantes. Simplemente quiero más.

El efecto en la gente nueva de tu primer Open Space sigue siendo impactante (“¿de verdad nos vamos a poner de acuerdo 200 tíos en una hora sobre qué hablar??”), y la participación de personas nuevas en este foro me parece uno de los principales valores. Me encanta la cantidad de personas de Zaragoza que acudieron, y espero que alguno de ellos se una activamente a AgileAragon – que retomaremos después del verano con más fuerza.

Respecto a la faceta de organización, difícilmente volverá a haber un equipo más relajado, anárquico e improvisador que nosotros. Para los que no lo sepáis, @fperezpt se ha currado el 80% de todo lo que había (excepto el KitAOS, que es muy malo programando). He disfrutado un montón, y creo que a todos nos ha valido la pena la experiencia (a mí muchísimo). Con esta gente, me embarcaría en cualquier otra.

 

Posted in Agile, Eventos, Zaragoza | Tagged , , , , , | 7 Comments

Por qué no quiero ser Russian Red

Estoy cansada. Ha sido un semestre agotador, y llego al verano con mucha falta de sueño, exceso de kilómetros y necesidad de pararme a pensar. Y entre otros efectos colaterales, con el blog abandonado.

Supongo que Springsteen también está cansado de su tour Wrecking Ball. Todos los días palizón de viaje y vuelta al escenario a cantar las canciones de siempre, una y otra vez, en plan Día de la Marmota. La diferencia es que a él no se le nota. Estuve en el concierto de Madrid, e independientemente de que te guste o no su música, para mí dio una lección brutal de actitud y amor por su trabajo. Cualquier otra mega-estrella podría seguir cobrando los 70€ de mi entrada, cumplir con un concierto de hora y media y salir volando a la ciudad siguiente. Springsteen estuvo casi CUATRO horas, dándolo todo desde el primer momento como si fuera el último concierto de su vida. Vacilando con la gente, bromeando, dejándose tocar por las primeras filas, subiendo a niños al escenario, pasando su guitarra para que tocara el público, bailando con los de seguridad… y todo pareciendo que disfrutaba de verdad con lo que hacía, que no éramos simplemente una ciudad más entre decenas.

Sí, es él

Me recordó a otro concierto hace unos años en el FIZ de Zaragoza, en el que salió Russian Red con aspecto de perdonarnos la vida, dejó caer cuatro canciones mirando al techo con cara de extremo aburrimiento y desapareció en cuanto pudo. Exactamente igual.

Espero que me dure la influencia del concierto de Bruce lo suficiente como para aguantar el tirón hasta las vacaciones, para que se me contagie su entusiasmo a pesar del cansancio. Al fin y al cabo los dos estamos haciendo lo que realmente nos gusta, así que no hay excusas. ¡Que no se me olvide!

Posted in actitud, Personal | Tagged , , , | 6 Comments

3,65€

Mi hija tiene una paga semanal de 3€, que suele reclamar los sábados. Ayer se me ocurrió una brillante idea: llevaba un montón de monedas sueltas en el bolsillo, y le ofrecí dos posibilidades: “¿Qué quieres, los 3€ estándar, o lo que llevo en el bolsillo, sea lo que sea…?” Error, ahora lo sé.

Le generé una desazón tremenda, y después de media hora de especular decidió ir a por lo seguro: quiero la paga. ¿Seguro? Seguro. Entonces saqué las monedas del bolsillo y había 3,65€.

Pilló un cabreo tremendo, con lloros incluidos. Evidentemente no era por los 65 céntimos que había perdido, sino por la rabia de haber tenido en su mano hacer una elección mejor y haberse equivocado. En realidad no estaba peor que otras semanas, seguía teniendo sus 3€ de siempre. Pero…

Me ha hecho pensar que la sensibilidad al arrepentimiento es un rasgo muy importante de la personalidad. Hay gente que se lamenta eternamente por las oportunidades perdidas, y se imagina multitud de vidas mejores que pudo haber tenido y no están. Yo no; me arrepiento de muy pocas cosas, y no les concedo ninguna importancia. Me fijo mucho más en los 3€ que tengo que en los 0,65€ que pierdo. Espero ser capaz de contagiar a mi hija, porque si no le espera una vida bastante más complicada.

Posted in Felicidad, Personal, Uncategorized | Tagged , , , | 9 Comments

Jugando por CyliconValley

Cosas que te suceden cuando CyliconValley te invita a hacer uno de sus mundialmente famosos talleres de sábado por la mañana:

  • te sorprende comprobar la cantidad de gente que está dispuesta a madrugar un sábado para participar, algunos viniendo incluso del Más Allá (a.k.a. Burgos o Madrid)
  • te sorprende otra vez la variedad de los asistentes. Estoy acostumbrada a más endogamia del mundo developero, a reuniones donde casi todo el mundo es desarrollador o similar. Aquí había muchos, pero también funcionarios, o gente del mundo del cine. Muy interesante el café con unas chicas que se dedicaban a la caracterización (si no me equivoco), comprobando que los problemas a los que se enfrenta un equipo que rueda una película se parecen muchísimo a los nuestros. Agile-Cinema ya!
  • la participación y buen rollo de la gente, les cuesta muy poquito entrar en la dinámica del taller, y con las aportaciones de todos acabas aprendiendo tú tanto como ellos. Chapeau por la capacidad de movilización de los organizadores
  • el tradicional lechazo de después del taller es legendario. Madre mía, sólo por eso ya vale la pena el viaje.
Lechazo
Lechazo
  • y si como en nuestro caso te quedas a hacer noche, los gintonics pijos nocturnos son un must. Mucha tontería alrededor del mundo gintonic, vale, pero por mí puede durar mucho tiempo…

En mi caso me invitaron a facilitar, junto al extremme culé Vicenç, un taller de trabajo colaborativo basado en juegos. Se nos unió Ariel a media mañana en plan espontáneo que salta al ruedo, y entre los tres organizamos una serie de juegos cortos y discusiones alrededor de ellos, para hablar de temas como la confianza, la multitarea, la comunicación, o la visión global.

Con muuucho retraso porque de esto hace ya unas semanas, aquí hay un video cortito de aquel día, cortito sobre todo porque somos tan gañanes que se nos olvidó cargar la batería. Una pena que falten escenas como la de @semurat haciendo de juez del Caso Urdangarín, o todos tratando de salir al café sin poner los pies en el suelo.

(Mil gracias a la hospitalidad de @amaliahern y @semurat, a sus desayunos pantagruélicos y a las conversaciones. A ver si en junio os lo podemos devolver)

 

Posted in Agile, Equipos, Eventos, Juegos, Personal, Talleres | Tagged , , , , , | 4 Comments

El error de Rufus

Fin de semana estupendo en Valladolid gracias a Amalia y Jorge, invitada junto con Vicenç a realizar un taller de juegos sobre Trabajo Colaborativo con la gente de CyliconValley, del que espero escribir en cuanto tenga tiempo y fotos.

Y para rematar, entre el lechazo y los gintonics, por la noche teníamos entradas para un concierto de Rufus Wainwright con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León. Tremendo.

Durante el concierto hubo un momento curioso. De repente, Rufus se detuvo en medio de una canción. “OK, OK, let´s start again…”, sonrisa de oreja a oreja, y empezó de nuevo. Yo no había notado nada raro, pero al parecer cometió algún error. No tuvo ningún problema en reconocer delante de decenas de músicos y centenares de asistentes que había metido la pata, interrumpir a todo el mundo, y comenzar otra vez. ¿La respuesta del público? Obviamente carcajada y ovación. En el mundo ágil hablamos mucho de aplaudir los errores pero nunca lo había visto tan públicamente :-)

La próxima vez que me dé vergüenza reconocer alguna cagada delante de un cliente o un compañero, trataré de recordar ese momento. Si Rufus puede, yo también.

Posted in Personal, Valores ágiles | Tagged , , , | Leave a comment